Categorías

Filtrar por:

Morteros

Mortero de Cocina

Una cocina bien equipada, debe siempre incluir un mortero entre sus utensilios, este se remonta a tiempos muy antiguos. Sin embargo a través del tiempo ha sufrido favorables modificaciones sobre todo en el tipo de material que se fabrica. Contar con un excelente mortero en nuestra cocina, nos permitirá obtener un buen triturado de distintas hierbas y especias. La presentación de este instrumento puede estar hecho de acero inoxidable, mármol, granito, hierro fundido y de cristal. Tendrás que elegir el material, basado en tus necesidades culinarias y preferencias personales.

El mortero de cocina es un recipiente más o menos profundo, a manera de vaso, usado para macerar los ingredientes en él, de diversos materiales, como mencionamos anteriormente. Para algunas preparaciones el uso del mortero garantiza resultados únicos. Se puede obtener preparaciones cremosas y densas, mientras que con un procesador de alimentos se obtiene un compuesto granulado.

Los morteros de cocina se utilizan para reducir a polvo o pasta las especias, hierbas y otros ingredientes. Usar un mortero no es difícil, no hay utensilio más útil que un mortero con mano. Al triturar las diferentes especies o granos en el mortero se pueden liberar sus aceites y sabores frescos. El uso del mortero intensificará el sabor en las comidas.

Características de un buen mortero:

  • Deben ser pesados o de materiales resistentes: el mortero no puede ser frágil, se destrozaría durante el pulverizado.      
  • Los morteros de cocina pueden ser de mármol o granito, pueden moler especias de forma muy fina.
  • El material debe ser también cohesivo para que no se desgaste su superficie y se mezcle con los ingredientes.
  • Conviene que se elaboren de materiales no-porosos (la madera, por ejemplo, no resulta un buen material por este motivo). Para que no absorban parte de los aromas de las sustancias al machacar.
  • Elige siempre un mortero hecho con material que pueda ser lavado perfectamente

Algunas veces parece, que este utensilio antiguo está pasado de moda y ha sido remplazado por el procesador de alimentos. La realidad es que el mortero resulta de gran utilidad al momento de elaborar diferentes recetas que la batidora no puede hacer. Sea porque la cantidad es demasiado pequeña, o bien porque los alimentos han de ser machacados y no triturados. Su forma de cocinar mejorará significativamente al usar esta herramienta sencilla para moler y mezclar los ingredientes.

Es recomendable apoyar el mortero sobre un paño, ya que además de reducir el ruido, ayudará a evitar o reducir posibles daños sobre la encimera en caso de que seamos demasiado enérgicos. El método de limpieza depende del material con el cual fue hecho el mortero. Revisa las instrucciones que vienen con él para asegurarte de limpiarlo de forma adecuada. A continuación, algunas recomendaciones generales:

  • Para lavar un mortero con mano apta para lavavajillas, solo colócalo en el ciclo normal del lavavajillas.
  • Si no se puede lavar en el lavavajillas lávalo con agua tibia, y posteriormente, sécalo por completo antes de guardarlo.

Adquiere nuestro mortero en sus diferentes diseños y estilos, no solo será una herramienta de cocina, sino también un elemento decorativo y sofisticado en ella.