Moldes para hacer tartas redondo y cuadrados

Los moldes de tarta para horneado son una de las herramientas fundamentales en el área de repostería, pero también usados para distintas elaboraciones de recetas de cocina e incluso para postres fríos.

Contar con un buen molde de tarta es el primer paso hacia la elaboración de bizcochos, tartas y otras recetas con ese sabor exquisito que toda receta que nos encontramos promete. Y es que no todos los moldes para pasteleria son iguales, de ahí que la calidad no sea algo  que debas considerar como característica genérica en todos los moldes para horneado. Existen una gran cantidad de modelos de moldes para repostería de calidad en el mercado, cada uno puede serte más útil para unas cosas que en otras.

Aquí en Los Utensilios del Chef, podrás encontrar una gran variedad de tipos de moldes de tarta redondos y cuadrados, con diferentes materiales de fabricación, tamaños y todo para equiparte con lo mejor del mercado para la elaboración de repostería.

¿Qué debes saber antes de comprar un molde de repostería?

Receta a hornear: a la hora de pensar en adquirir un molde, normalmente se realiza la decisión en base a la receta que se desea preparar. Puede que requieras un molde para tarta, un molde para un hacer un plumcake u otras recetas.

Lo relevante de este punto es que las medidas tanto en ancho como altura son aspectos que debes tener siempre en mente y con base a la receta que deseas hornear, principalmente en cuanto a necesidades de altura se refiere, siendo esta dimensión la que regularmente se pasa por alto a la hora de adquirir un molde para horneado.

Forma: puedes encontrar una gran cantidad de figuras en cuanto a moldes para horno se refiere y, si bien algunas formas permiten versiones de recetas con un diseño muy sofisticado, debes evaluar la dificultad que se te pudiera presentar al hornear, pues la forma es uno de los primeros puntos que no pueden aplicarse a todas las recetas.

Dejando de lado lo anterior, si la forma de tu receta no es tanto tu interés, optar por el tradicional molde redondo es una opción ideal. Así mismo, los moldes cuadrados son también ya muy típicos, teniendo esta forma en especial la ventaja de que nos permite dividir mejor la tarta una vez horneada.

Características: la gran variedad de moldes que puedes encontrar en el mercado no solo es en estilo, también en materiales de construcción. Aluminio, acero inoxidable, silicona y algunos materiales más son el material de fabricacion de la mayoría de los moldes.

Cada material ha sido trabajado para denotar una determinada calidad y, aunque no es una norma, esto regularmente puedes notarlo por el precio del molde en sí. Además de lo anterior, es muy importante tener en cuenta las cualidades del molde, como su tecnología de fabricación, anti-adherencia, dureza y, principalmente, su rango de resistencia a la temperatura, tanto en calor como en frio.

Tamaño: el tipo de receta será la clave aquí, pues no es lo mismo hornear una tarta que un plumcake, ambas elaboraciones requieren de moldes de horneado con diferente ancho y altura.

Recuerda tener en consideración tus necesidades, no te vas tentado(a) a comprar un molde de gran tamaño porque su precio es muy cercano al de un la versión mediana o pequeña del mismo molde. Esto si el tipo de molde que estás buscando lo requieres para la elaboración de tartas o pasteles para consumo de una familia pequeña o promedio de cuatro integrantes.

La utilidad no solo se mide por que tan bien se hornea en un molde, sino también porque el mismo nos permita elaborar la tarta, bizcocho o pastel con el tamaño exacto que necesitamos para disfrutar de nuestra receta sin desperdiciar nada por exceso de tamaño.

Ventajas individuales que puedes encontrar en moldes redondos y cuadrados

Moldes redondos: son la forma clásica de moldes para horno, más no por ello se han mantenido estáticos en cuanto a ventajas, algunas de las cuales son:

  • Su forma se adapta a la mayoría de recetas de tarta y pasteles.
  • Su estilo redondo ha permitido el diseño de moldes tipo aro, que no cuentan con tamaño especifico, sino que mantienen un rango de ajuste para hacer posible su uso en el horneado de tartas o pastelillos con diferentes tamaños. En esencia, es como tener varios tamaños en un mismo molde.
  • Pueden encontrarse fabricados en una sola pieza, o bien, a modo de aro desmontable, que entre otras cosas nos hace sencillo el desmolde de nuestra receta una vez terminado su horneado.
  • Tanto los modelos innovadores con rango de ajuste, base desmontable y clásicos en una sola pieza, pueden encontrarse en precios muy accesibles y de buena calidad. En nuestra tienda online puedes encontrar una gran variedad de estas opciones.

Moldes cuadrados: son una forma de molde ya típica en cualquier cocina, y que, por su forma, mantiene ventajas de versatilidad y terminado como:

  • Su forma los hace ideales no solo para repostería, sino para muchas otras recetas de cocina.
  • Al elaborar una tarta, lasagna y otras recetas, es mucho más sencillo dividir y/o repartir las porciones horneadas en medidas iguales.
  • Existen versiones en una sola pieza, desmontables, extensibles, flexibles en silicona y más. Puedes encontrar los anteriores y más modelos de molde para horno en el catálogo de Los Utensilios del Chef.

 

Material de fabricación en moldes para tarta

Establecidas una vez las ventajas generales de la figura del molde, puede valer la pena, dependiendo de las necesidades que se busquen en un molde, saber cuáles son las principales ventajas que presenta cada modelo en base a su material de fabricación y variedades en cuanto a diseño.

Acero: el acero usado en los moldes para horneado ha sido reforzado por norma para resistir altas temperaturas sin deformarse o debilitarse en sus cualidades que le complementan para un buen horneado.

Pueden encontrarse en formato redondo o cuadrado, con diferente medida de ancho y altura. Son inoxidables y cuentan con una larga vida útil en su estructura. La calidad de flujo de calor y durabilidad de su capacidad antiadherente dependerá de la calidad y marca elegida de molde.

Pueden engrasarse conforme la anti-adherencia se vaya atenuando con el tiempo.

Su diseño puede variar para denotar mayores ventajas, destacando los moldes con base desmontable que permiten un desmolde más fácil.

Su buena resistencia y conservación estética y práctica permite a este tipo de moldes ser usados sin cuidado tanto para recetas de horno como en la elaboración de postres fríos.

Aluminio: cuentan con una mayor capacidad de absorción y trasmisión de calor, son más ligeros y flexibles, aunque su resistencia es menor a la del acero inoxidable.

Su formato en aro cuadrado, redondo y otras formas los han vuelto muy populares, ya que permiten un mayor dinamismo de uso, haciendo posible utilizarlos no solo para elaborar tartas, sino también para la elaboración de pasteles en capas, decoraciones y más.

Pueden encontrarse en formato liso o con micro perforaciones para mejorar la calidad del flujo de calor. Además, los moldes extensibles y/o ajustables de los moldes cuadrados y redondos de aluminio son una enorme ventaja sobre aquellos moldes en una sola pieza.

Silicona: su flexibilidad es de gran utilidad en una gran cantidad de recetas de repostería. Los moldes de silicona no solo son flexibles, sino que han sido diseñados para soportar la torsión y temperaturas altas y bajas extremas, siendo uno de los pocos utensilios de repostería que presenta tanta resistencia de uso rudo sin ser propiamente construido a base de algún metal.

Pueden encontrarse en infinidad de coloridas formas y tamaños, y suelen ser multiusos, pudiéndose utilizar en cosas tan sencillas como dar forma a postres helados así como en tareas de más minuciosidad, como las recetas de horno tal como tartas, biscochos y más.

Al adquirir un molde de silicona, es recomendable revisar antes su rango óptimo de temperatura de uso, pues, si bien suele ser bastante amplio, no todos los modelos son aptos para la elaboración de algunas recetas a una muy alta o prologada exposición de temperatura.

¿Por qué importa tanto la calidad?

La calidad es un aspecto que puede resultar ambiguo debido a que varía dependiendo del producto y, que para el caso de los moldes para hornear, no suele ser algo tomado en cuenta por quienes recién empiezan a elaborar recetas de repostería,  más no pasara mucho antes de inferir los puntos clave de por qué la calidad es un detalle de importancia, esto siendo muy independiente de si estás pensando en comprar un molde de tarta redondo o cuadrado.

Si tú eres alguien que recién empieza a practicar el arte de la repostería, aquí te ahorramos el descubrir las desventajas de la mala calidad por tu cuenta y te contamos porque vale la pena pagar unos euros más por un molde para tartas de buena calidad.

Horneado

A muchos de nosotros nos ha decepcionado que, después de seguir minuciosamente las instrucciones para el horneado de una tarta, el acabado de esta no resulta como esperamos. Tal vez esta poco hecha, quemada o presenta algunos otros detalles que distan de la imagen de la tarta que esperábamos. Pues bien, muy posiblemente no sea un fallo en las indicaciones de la receta, sino en el uso de un molde para horneado de baja calidad.

Cómo el anterior ejemplo puede hacerte inferir, la calidad del metal importa en el horneado, no solo porque nos permite conseguir un resultado más exquisito al hornear una tarta, sino porque nos evita perder tiempo y desperdiciar ingredientes.

Aunque similares en color y forma, no debes tomar por intercambiables dos modelos de molde comprando el de precio ganga por parecer más conveniente. Un molde de calidad como los modelos que puedes encontrar aquí en Los Utensilios del Chef mantienen una fabricacion y diseño inteligente, pensado en el aprovechamiento del calor para crear un flujo que cruce a través de la masa, consiguiendo así un horneado más homogéneo, de fácil desmolde, más esponjoso y, simplemente más exquisito.

En base a lo anterior, no te será difícil llegar a la conclusión (esperamos que no por experiencia propia) que es mucho más preferible contar con un molde para tarta de buena calidad, que comprar varios moldes baratos aunque te den la oportunidad de tener más variedad de tamaños a bajo precio.

por ultimo recuerda siempre que el verdadero objetivo al comprar un molde para tarta cuadrado o redondo, no es el de hornear, sino el permitirte a ti y a tu familia disfrutar de una tarta o pastel con sabor exquisito. Si un precio bajo u otros detalles que son aparentes ventajas no te permiten llegar al objetivo mencionado, entonces la compra del molde que estas evaluando no es la mejor decisión de compra.

Energía

Cómo te mencionamos en el punto anterior, todo molde de buena calidad esta inteligentemente diseñado para aprovechar de forma eficiente el calor dentro del horno y transmitirlo a la masa que se está horneando.

Lo anterior nos da la oportunidad de ahorrar energía no solo en recetas de repostería, sino también en aquellas de cocina como lasagna u otro plato fuerte, permitiéndonos conseguir un horneado exquisito de adentro hacia afuera y con una menor necesidad de uso de energía.

Durabilidad

Un molde de calidad soporta las variaciones bruscas y graduales entre temperaturas bajas o altas, esto sin afectar las características de anti-adherencia y/o dureza que nuestro modelo de molde para horneado pueda tener.

Lo anterior nos permite tener más que un recipiente de metal de gran dureza, nos permite contar con un utensilio de repostería de gran durabilidad práctica que nos servirá por muchos años.

Características adicionales

Los moldes de calidad presentan un diseño y cualidades más ventajosas que los modelos genéricos. el aluminio, hierro, acero o silicona presente en su fabricación, suele ser fundido y trabajado para tener las mejores cualidades térmicas para el horneado.

Las características adicionales pueden ser también del tipo versatilidad o practicidad, esto muy presente en diseños con base desmontable que facilitan el desmolde e incluso son usados para un emplatado más elegante de muchas recetas, tanto postres como aperitivos.

También podemos encontrar aros para tarta redondos y cuadrados, ambos en versiones que se pueden ajustar en diferente medida, con lo que además de un molde de calidad, tendremos diferentes tamaños.

En síntesis, ya sea que tu objetivo solo el horneado de tartas y pasteles, o desees un molde mucho más versátil en cuanto a uso, en el mercado en general y, por supuesto también en los Utensilios del Chef, seguro encontraras el molde y accesorios para horneado perfectos para ti.

 

 

 

 

Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *