Termometros de cocina

Termometros de cocina

El termómetro de cocina es un utensilio que en los últimos años ha pasado de ser una herramienta característica para detallismo de la elaboración de alimentos en la cocina profesional a una herramienta cuyo uso es imprescindible en cualquier hogar. Y es que saber si un alimento se ha cocinado en la temperatura adecuada no solo es un asunto de conseguir un mejor sabor, sino también de seguridad alimentaria.

Ventajas del uso de los termómetros de cocina

Cocción: para quienes tengan relativa experiencia en recetas de cocina horneadas, seguro se han dado cuenta de que aunque la temperatura marcada sea la misma de un horno a otro, el nivel de cocción interno de los alimentos es variable en función de la marca y tipo de horno que se esté utilizando. Con lo que recetas como por ejemplo, el tradicional pavo navideño, requieren de un horneado mucho más cuidado para que la carne del ave no quede cruda en el centro y, así mismo, en sentido opuesto también nos es de gran ayuda para evitar que nuestras recetas se horneen de más.

La única forma de saber exactamente la temperatura interna de un alimento es con un termómetro, más concretamente con un termómetro de cocina con pincho que nos permita medir directamente el nivel del calor de nuestra receta en cuestión.

Sabor: en la cocción de alimentos, el nivel y tiempo de exposición al calor es una variable que puede crear distintos matices de sabor y textura. Por ejemplo, métodos sofisticados como el de cocción al vació, requieren de que el alimento mantenga un ambiente de cocción a una temperatura relativamente baja y muy constante.

Seguridad alimentaria: la principal ventaja que ofrece el uso regular del termómetro de cocina para cocinar los alimentos en el hogar, es la posibilidad de saber con exactitud si un alimento ha alcanzado la temperatura adecuada de seguridad que garantiza la eliminación de bacterias dañinas.

Cómo ya se ha mencionado antes, los hornos por lo regular no cuentan con un termómetro que nos indique la temperatura real de los alimentos que están horneándose y, aunque se acercan al dato, la única forma confiable de saber si estamos cocinando como se debe es usando un termómetro externo.

Económicos: los termómetros de cocina son bastante económicos, habiendo modelos desde menos de diez euros hasta otros de cientos de euros o más. Estos últimos por supuesto, son utensilios de medición de temperatura que registran cambios a escalas muy pequeñas, y son más que nada utilizados en procesos industriales.

Para la gran mayoría de cocinas, tanto en el hogar como en la cocina profesional, el uso de un termómetro estándar de cocina es más que suficiente para cumplir con la tarea de medir de forma exacta la temperatura de los alimentos.

En Los Utensilios del Chef contamos con una excelente variedad  de termómetros de cocina con diferentes marcas, modelos, funciones, precios y más. Si estás en busca de un termómetro de cocina de calidad, no dudes en dar un vistazo al catálogo que puedes encontrar en nuestra tienda online.

Tipos de termómetros de cocina

En el mercado existen una gran cantidad de marcas de termómetros de cocina, así como también una relativa variedad de tipos, de los cuales dos tienen un uso extendido en el hogar y cocina profesional respectivamente.

Termómetro de cocina digital

Es el tipo de termómetro de cocina más utilizado actualmente, pues es sencillo de calibrar y mucho más de utilizar.

termometro de cocina digital
termometro digital

El termómetro de cocina digital está constituido por un pequeño cartucho que cuenta con una pantalla digital en donde podremos observar la temperatura de alimento del cual se está midiendo su calor.

Cuenta con un pincho o aguja de acero inoxidable, normalmente desmontable en uno de sus extremos, parte que se clava en la textura del alimento y permite registrar el nivel de calor interno de mismo, ofreciendo así una medición mucho más certera del nivel de cocción que mantiene una receta.

Su practicidad de uso es su primera ventaja, siendo una herramienta portable que simplemente se tiene que clavar en el alimento para conocer la temperatura exacta del mismo, esto dejando apenas un minúsculo orificio que no afecta en lo absoluto la estética de la receta que se está elaborando.

Cuenta con una longitud que ronda normalmente los 20 cm solo en el pincho, medida suficiente para medir la temperatura central de la mayoría de platos. Además, ofrece una lectura de temperatura instantánea con un rango de error de apenas 0.1 grados centígrados.

El termómetro de cocina digital utiliza normalmente para alimentarse de energía una batería de boton o doble o triple A, tal como la que podríamos encontrar en el control remoto de cualquier electrónico del hogar.

¿En qué alimentos se usan los termómetros digitales?

Los termómetros de cocina digitales son normalmente presentados como utensilios que hacen posible la medición de temperatura de alimentos sólidos, sin embargo, su sensibilidad para detectar el calor es ideal para medir la temperatura de líquidos, desde agua hasta recetas densas de salsas y cremas.

Así mismo, vale la pena destacar que el termómetro de cocina digital no ofrece solamente una medición precisa de una temperatura cálida, sino que también cuenta regularmente con un excelente rango de medición que va normalmente desde los -50°C hasta los 300°C, margen de sobra no solo para la medición de recetas horneadas, sino también para la medición de temperatura en alimentos que se elaboran o se conservan en frio. Aunque en el caso último, la capacidad de medición depende del cruce pincho, y está por ende en función de la dureza que pueda mantener el alimento si esta congelado.

Funciones adicionales y termómetro digital de sonda

Muchos modelos de termómetros de cocina digitales mantienen funciones de medición adicionales a las de temperatura, como la de medir el nivel de humedad y presión en el alimento.

Así mismo, un modelo de termómetro digital además del descrito, se trata del termómetro digital de sonda, que permite extender la distancia entre la caja de medición y el pincho insertado en el alimento.

termometro horno con sonda

Este tipo de termómetros tienen como ventaja que, al poder insertar el pincho en el alimento que se va a hornear, queda la sonda atrapada por el cierre de la puerta del horno y conectando a la caja de medición con pantalla digital, desde donde se puede monitorizar la temperatura de forma exacta durante todo el proceso de horneado. Por supuesto, tanto la aguja como la sonda son resistentes a altas temperaturas.

Tanto el modelo de cartucho con pincho lateral como el modelo de sonda, son modelos de termómetros digitales que puedes encontrar en venta  en Los Utensilios del Chef.

Termómetro de cocina láser

Los termómetros de cocina láser son cada vez más el estándar de uso en muchas cocinas, teniendo al igual que el termómetro digital común una pantalla LED, pero diferenciándose en la forma de medición, que en este caso se realiza, como su nombre menciona, por medio de una especie láser.

termometro cocina
termometro de cocina laser

Sin embargo, aunque se conocen como termómetro láser debido a que cuentan con un formato similar a una pequeña pistola y, además, por que emiten un leve destello al apuntar y disparar sobre el alimento del cual se desea medir su temperatura. Sin embargo, un término más correcto es infrarrojo, que es la tecnología utilizada en este tipo de termómetros para determinar la temperatura de un alimento.

Los termómetros de cocina láser se destacan por ser mucho más prácticos al usarse, pues no requieren tocar en absoluto la comida de la cual se desea conocer su temperatura y, de hecho, tampoco mide directamente la temperatura como si lo hace el termómetro digital. En su lugar, el termómetro láser simplemente se encarga de detectar la radiación térmica y emisividad del alimento,  datos que la computadora del termómetro láser procesa para arrojarnos la temperatura del alimento con una exactitud excelente.

Ventajas de un termómetro láser

Precio: pese que el termino láser puede dar una percepción de tecnología de última generación a algunas personas, la realidad es que la tecnología de infrarrojo existe y se utiliza desde hace décadas, con lo que no solo no es una novedad, sino que así mismo cuentan con un precio apenas unos euros arriba de los termómetros digitales con pincho, pudiéndose encontrar modelos de termómetros digitales desde los 15 euros.

Fiabilidad: al igual que el termómetro de pincho, el termómetro láser requiere de calibración para una medida exacta. Sabiendo esto, el hecho de que no se toque el alimento no afecta en demasiado la fiabilidad de la medida de temperatura de alimentos realizada con un termómetro láser infrarrojo.

Para ser un poco más específicos, en condiciones de trabajo adecuadas, el termómetro láser infrarrojo mantiene un desviación estándar de error +/- 1.5 %, permitiendo determinar la temperatura en un rango de lectura desde -50°C hasta los 380°C, rango muy similar al del termómetro digital con pincho.

Uso: es probablemente este punto la parte estrella que hace del termómetro de cocina láser una opción simplemente perfecta para determinadas tareas.  Por ejemplo, los agentes sanitarios gubernamentales, encargados normalmente en todos los países de revisar que los establecimientos que elaboren y sirvan comida cumplan con las disposiciones de buen funcionamiento, suelen utilizar el termómetro láser para realizar su trabajo sin necesidad de tocar directamente el alimento, así como tampoco requieren de sanitizar o desinfectar un pincho en cada inspección para evitar la contaminación cruzada.

En una circunstancia mucho más palpable para el usuario común, el termómetro láser es perfecto para quienes quieran realizar la medición de temperatura de alimentos que, por su textura o modo de preparación, no se pueda o sea muy difícil usar un pincho para obtener la medición de calor.

Un ejemplo de lo anterior es la cocción al vació, que cocina a temperatura baja los alimentos y no puede interrumpirse de demasiado, ya que requiere de mantenerse en una temperatura constante por muchas horas para conseguir el resultado esperado de esta técnica de cocción.

En cualquier circunstancia, la lectura del termómetro láser es instantánea.

Desventajas

Calibración: los termómetros de cocina láser suelen ser más difíciles de calibrar que un termómetro de cocina digital.

Ambiente de medición: posiblemente como mayor inconveniente, el termómetro láser infrarrojo no puede medir de forma correcta los alimentos en presencia de vapores o gases, con lo que medir la temperatura de alimentos directamente en cociéndose en la olla no es una opción con este tipo de termómetro.

Otro ambiente de medición de temperatura que genera problemas, que aunque se presenta con menos frecuencia, sigue valiendo la pena mencionar, es que el termómetro láser no puede medir la temperatura del interior de los alimentos.

Cámara: aunque es un detalle menor, se debe mencionar también que la cámara infrarroja de los termómetros láser debe estar limpia de polvo o cualquier residuo para garantizar una medición certera del alimento en cuestión.

Una vez teniendo en cuenta las desventajas del termómetro láser, se puede equiparar la exactitud de su medición a la de un termómetro de cocina digital, con una mayor versatilidad debido a su forma de medición que no requiere de tocar la textura de los alimentos.

Sin embargo, para cuando se requiere una medición de la temperatura de los alimentos totalmente fiable, principalmente en aquellos casos en que la lectura se realiza por asuntos de seguridad sanitaria, la opción más aconsejable sigue siendo la de contacto, es decir, utilizando un termómetro digital con pincho que garantice que no hay ninguna interferencia que afecte la lectura de temperatura del alimento, como puede suceder con el termómetro láser.

Consideraciones adicionales de los termómetros de cocina láser

Los termómetros de cocina láser pueden medir cualquier tipo de objetos, con lo que pueden usarse para tareas fuera del ámbito de cocina, como en reparaciones de auto o cualquier otra actividad en donde se necesite verificar si una superficie u objeto tiene una temperatura alta.

Tanto el termómetro láser como el clásico termómetro digital con pincho son modelos disponibles en la tienda en línea de Los Utensilios del Chef.

Share on FacebookEmail this to someonePin on PinterestTweet about this on TwitterShare on LinkedIn

One thought on “Termometros de cocina

  1. ¡Qué buen post!
    El uso del termómetro para alimentos es el único método confiable que tiene el consumidor para asegurarse que las carnes y productos como los huevos estén bien cocidos. Sin duda, nosotros recomendamos su adquisición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *